Estudio sobre la introducción precoz de alimentos alergénicos en lactantes

 

Hace algún tiempo, se publicó en una de las revistas médicas más prestigiosas, el New England Journal of Medicine, un estudio llevado a cabo en el King’s College de Londres con el apoyo de la Universidad St. George’s de Londres, entre 2009 y 2012.

El objetivo del estudio era evaluar si la introducción precoz de alimentos alergénicos en lactantes podría prevenir el desarrollo de alergia alimentaria.

En el estudio participaron 1.300 niños de la población general, distribuidos de forma aleatoria en 2 grupos. El grupo 1 eran bebés alimentados exclusivamente con lactancia materna durante 6 meses. Y el grupo 2 introducía a los 3 meses 6 alimentos alergénicos en la dieta de los bebés (pescado, huevo, leche, trigo, sésamo y cacahuete). Ambos grupos mantenían la lactancia materna.

 

Resultados sobre la introducción precoz de alimentos alergénicos en lactantes en el estudio

 

En general, el estudio no consiguió demostrar un efecto protector de la introducción precoz de alimentos, pero hay que analizarlo más despacio:

  • La alergia a alimentos fue menor en el grupo de introducción precoz de alimentos, pero sin alcanzar una diferencia estadísticamente significativa. La introducción precoz de estos alimentos no fue fácil de cumplir y no todos los niños del grupo de introducción precoz alcanzaron las cantidades de alimentos recomendadas (2 gr al día de cada uno de los 6 alimentos).
  • Analizando solo los niños que consiguieron tomar las cantidades recomendadas de estos alimentos, la tasa global de alergia a alimentos se redujo en un 66% con respecto al grupo alimentado solo con lactancia materna, alcanzando una diferencia significativa.
  • El estudio EAT se realizó en niños de la población general, mientras que el estudio LEAP, que sí alcanzó diferencias significativas, se realizó solo en lactantes de alto riesgo alérgico.
  • El tiempo de la toma de los 6 alimentos fue muy corto (de los 3 a los 12 meses). El estudio LEAP sugiere que el tiempo que se deben mantener estos alimentos en la dieta de los niños debe ser más largo.
  • Las dosis mayores de alimentos sí consiguieron demostrar un efecto protector en el desarrollo de alergia, por lo tanto, la adherencia a la dieta es fundamental para conseguir el efecto de protección.

 

Nuestras reflexiones

 

Todo esto nos debería hacer reflexionar y pensar que las estrategias van por el camino de la introducción precoz. Si bien, es lógico comprender el miedo de esos padres y, por otro lado, no siempre es fácil convencer a un bebé de que coma algo que rechaza. Te recomendamos ver el vídeo relacionado que hemos preparado al respecto con nuestras recomendaciones «Introducción de alimentos en el bebé para evitar alergias« (si no está en cabecera de la página lo encontrarás en la sección «vídeos de prevención»).

Serán necesarios más estudios para demostrar que estas estrategias son adecuadas y para que cambie la mentalidad de médicos y padres sobre las pautas de introducción de alimentos en bebés de riesgo alérgico.

Los autores del trabajo recomiendan no realizar estas introducciones sin la supervisión de un alergólogo experto.

 

Dra. Isabel Ojeda

Clínica Ojeda alergólogos aplicación videoconsulta
¡DESCÁRGATE NUESTRA APP VIDEOCONSULTA "OJEDA ALERGÓLOGOS"!
Clínica Ojeda videoconsulta Android
Clínica Ojeda videoconsulta Apple
SÍGUENOS EN RRSS
T
SERVICIOS MÉDICOS
  • Consultas asma y alergia
  • Pruebas diagnósticas asma y alergia
  • Tratamiento de asma y alergias
  • Estudios clínicos
  • Diagnóstico molecular alergias
  • Inmunoterapia oral con alimentos

 

p
INFORMACIÓN
  • Aseguradoras y precios consulta privada
  • Vídeos de asma y alergia
  • Descargas pacientes
  • Videoconsulta
  • Contacto