Alergia a la carne de mamífero y picadura de garrapatas. El síndrome alfa-gal

 

Sin duda alguna, la Alergología es una bonita especialidad en la que la sagacidad y labor detectivesca desempeñan un papel importante para desentrañar las causas de casos idiopáticos para los que no se tiene, en un momento dado, una explicación válida.

 

Este es el ejemplo del síndrome alfa-Gal descrito en los últimos años como una alergia alimentaria a la carne de ciertos mamíferos (vacuno, cordero o cerdo). El cuadro clínico se manifiesta como síntomas de alergia alimentaria, por lo general sistémicos, de carácter moderado a intenso y de tipo retardado. Es decir, al cabo de unas pocas horas de la ingesta de las carnes mencionadas y sobre todo si están poco cocinadas.

 

Primeros casos y antecedentes del síndrome alfa-gal

 

El síndrome alfa-gal se empezó a poner de manifiesto en los Estados Unidos al observar que en algunos pacientes en que se empleaba un medicamento para el cáncer, Cetuximab, un anticuerpo monoclonal que contiene el oligosacárido galactosa alfa 1,3-galactosa, tenían reacciones anafilácticas con su administración. Este oligosacárido está presente en las células de mamíferos no primates y este medicamento contiene este oligosacárido porque es un anticuerpo quimérico, es decir, contiene una fracción humana y otra fracción procedente de anticuerpos de conejo, en la que está contenida el alfa-gal.

La indagación epidemiológica llevó a la objetivación de que estas reacciones se daban más frecuentemente en ciudadanos americanos residentes en los estados del sureste de los EE.UU. y tenían el antecedente de haber sido picados por garrapatas (Amblyomma americanum). Las investigaciones han ido llevando a la conclusión de que la picadura de garrapatas sería el principal factor para la sensibilización alérgica pues las garrapatas suelen contener sangre de mamíferos no primates a los que pican. Por tanto, al picar al ser humano, podrían estar transfiriendo parte de esa sangre que contiene células con el oligosacárido alfa-gal, que no está presente en el organismo humano. De esta manera, el sistema inmunitario de un individuo picado por garrapatas podría desarrollar anticuerpos de alergia frente a este oligosacárido y quedar sensibilizado.

 

¿Qué es lo que ocurre entonces con la ingestión de carne de mamífero?

 

Lo que ocurre es que en la carne (músculo) de estos mamíferos exiten células que contienen el alfa-gal y cuando ingerimos la carne estamos ingiriendo naturalmente muchos compuestos (proteínas, grasas, oligosacáridos, etc) entre los que se encuentra el alfa-gal. Este oligosacárido se digiere en el tracto digestivo. Se piensa que el motivo del porqué estas reacciones alérgicas son tan retardadas es porque este oligosacárido se digiere igual que los lípidos (grasas) y se vehiculiza por una vía de absorción lenta, con lo cual tardaría más tiempo en poder entrar en contacto con las células del sistema inmunitario que comportan los anticuerpos de alergia sensibilizados frente al mismo.

 

Casos del síndrome alga-gal en España

 

Ya son varios los países del mundo en que se han comunicado casos y también, aquí en España, los grupos de trabajo del Dr. Núñez de Lugo y de la Dra. Vidal en Santiago de Compostela, son los que más casos han descrito, si bien son muy escasos. En todos ellos se asocia la residencia de estos pacientes en zonas endémicas de garrapatas y el antecedente de picaduras previas por garrapatas. En Galicia la especie predominante de garrapata es Ixodes ricinus.

Recientemente, en una sesión clínica, el grupo de alergólogos del Hospital Clínico de Madrid describió un caso de síndrome alfa-gal, pero en un ciudadano norteamericano que residía en España y con el antecedente de picaduras de garrapata en su país natal.

Se piensa que la sensibilización a este oligosacárido puede ser la causa también de otro síndrome de reactividad cruzada previamente observado en la práctica clínica que se denomina el síndrome gato-cerdo y que se da en gente sensibilizada al gato y que tiene reacciones con consumo de carne de cerdo. Parece que el alérgeno común sería el oligosacárido alfa-gal contenido en ambos mamíferos.

Para los más interesados en este asunto, os dejamos este enlace a un artículo científico en el que se describe más en detalle este cuadro clínico. También os remitimos a nuestra página de vídeos donde tenemos un vídeo explicativo «Garrapatas y alergia a carnes. Síndrome de alfa-gal» que encontrarás dentro del desplegable de Vídeos de alergias alimentarias.

Dr. Pedro Ojeda

 

T
SERVICIOS MÉDICOS
  • Consultas asma y alergia
  • Pruebas diagnósticas asma y alergia
  • Tratamiento de asma y alergias
  • Estudios clínicos
  • Diagnóstico molecular alergias
  • Inmunoterapia oral
p
INFORMACIÓN
  • Aseguradoras
  • Vídeos de asma y alergia
  • Descargas pacientes
  • Vídeoconsulta
  • Contacto
  • Política de privacidad, aviso legal y cookies